Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

clases de ruso

Motivación para aprender ruso

Es un hecho conocido: el ruso es una de las lenguas más habladas en la actualidad. Es la lengua materna de más de 260 millones de personas y el idioma oficial de organizaciones como las Naciones Unidas, la UNESCO, etc. Y tú lo entiendes. También entiende la importancia y la necesidad de saber hablar ruso y, lo que es igual de importante, de percibirlo.

Tabla de contenido

El mundo parecería un lugar mucho más sencillo si sólo el hecho de ser consciente de la importancia de las cosas te hiciera avanzar. Desgraciadamente, esto no suele ser así. Y aprender ruso no es una excepción. El largo, difícil y polifacético proceso de aprendizaje de un idioma, que requiere constancia, perseverancia y atención, a menudo se ve obstaculizado por sus miedos:

„¡Nunca podré hablar como un nativo!“ o „¡No podré hablar ruso con fluidez!“

„Tengo miedo de ser incomprendido y de hacer el ridículo“;

„¡Hay tantos errores en mi ruso y ningún progreso!“

Te parece que es simplemente irreal recordar todos los tiempos, usarlos en el lugar correcto; y en una conversación no sigues el pensamiento del interlocutor: él ya lo termina, y tú sólo has traducido en tu mente el principio.

Excusas típicas

Además de los miedos, siempre hay algunas razones y excusas que parecen impedir realmente profundizar en los estudios o, al menos, abandonarlos por completo. ¿Te reconoces?

„No encuentro un buen profesor: ¡el anterior me confundía con los tiempos verbales!“;

„¡Presión constante en el trabajo! ¿Cuándo tengo que pensar en mis lecciones?“;

„¡El bebé acaba de nacer! No dormir por la noche, trabajar durante el día: ¿de qué gramática rusa estás hablando?“

„Me gustaría ganar dinero para pagar las facturas…“, etc.

Sólo hay una explicación para todos los miedos y excusas: no tienes motivación. La verdadera motivación no es una marca de verificación al lado de una lista de tareas en tu agenda. Es algo que viene de dentro. Es una simbiosis, un „producto“ de tus objetivos vitales, tus valores, tu entorno y tu estilo de vida.

Por lo tanto:

La verdadera motivación es la motivación profunda. Si literalmente te cuesta encontrarlo, estás cometiendo un error. No puedes descubrirlo o cambiarlo al instante, pero sí puedes cambiar ciertas áreas de tu vida que te afectarán directamente.

Despiadados asesinos de la motivación

No conocer sus objetivos específicos de aprendizaje

¿Por qué necesitas el ruso? Está planeando una mudanza, aspira a un puesto en una gran empresa internacional, quiere entender a los nativos cuando viaja por el mundo, escuchar sus canciones favoritas y ver películas en el original… hay muchas razones. Y el objetivo debería ser:

  • específicos;
  • alcanzable;
  • medible;
  • limitado en el tiempo.

Comparar su ruso con el de los hablantes nativos

No te compares con los hablantes nativos, ya que ellos han vivido en este entorno desde su nacimiento. No te pongas el listón de hablar ruso perfectamente. ¿Cómo puedes saber dónde debes parar para darte cuenta de que ese es tu límite y tu perfección?

Cómo „romper la rueda“

La motivación depende en gran medida de tu entorno y de lo que te rodea:

  • donde vives;
  • dónde trabaja y qué tipo de trabajo realiza;
  • quiénes son sus interlocutores diarios;
  • cómo pasas tu tiempo libre.

Si no tienes la necesidad de hablar ruso todos los días y mucho, tu motivación disminuye. Es un círculo vicioso: tu entorno limita tu motivación, la falta de motivación limita tu progreso personal, la falta de progreso limita tu motivación.

Algo tiene que cambiar, y no algún día, sino aquí y ahora.

„¿No puedo mudarme a otro país o conseguir un trabajo en una empresa internacional de una sola vez?“ – Tendrá razón en indignarse. DE ACUERDO. Ponte en modo paso de bebé: cuando tengas miedo, cuando te dé pereza o cuando sientas que no hay progreso, da esos pequeños pasos de bebé. Leer durante sólo 5 minutos, ver un vídeo de Youtube en ruso en lugar de su lengua materna, aprender 3 palabras nuevas en lugar de 5, etc.

Aprovecha tus oportunidades, ponte en situaciones de riesgo en las que el ruso sea necesario para ti. No hay nada mejor que ver crecer tu progreso. Cuando sientes que tu ruso mejora cada vez más, tu motivación aumenta.

Una última cosa

Una última cosa: no te tomes tus errores demasiado en serio. Si te equivocas en una preposición o utilizas el presente simple en lugar del presente perfecto, no obtendrás un suspenso y se te entenderá en cualquier caso.

No pasa nada por cometer errores. Está bien tener miedo. Pero recuerda, cuando realmente necesitas algo, cuando tu motivación es algo más que un deseo momentáneo, ¡encuentras el tiempo, la energía y las ganas de aprender y aprender un nuevo idioma!